Consumo responsable en Navidad, la mejor opción para el desarrollo sostenible

Dpto. Prensa Recytech

En plena campaña navideña las ventas de juguetes se disparan, se venden más de un millón de ordenadores de sobremesa y/o portátiles,

Si añadimos los líderes del ranking los teléfonos móviles el aumento de aparatos eléctricos y electrónicos llega a aumentar de forma exponencial.

Además, a la lista de regalos de los reyes magos se incluyen las videoconsolas, smart TV, tabletas, pulseras inteligentes, y aparatos eléctricos y electrónicos que sustituyen a los ya obsoletos que aún tenemos en el hogar, todos en conjunto generan un incremento considerable de residuos en estas fechas. 

Por lo que es fundamental que los ciudadanos sepamos donde depositar los RAEE, todo ello con el único fin de llevar un correcto y eficaz tratamiento de recuperación de los materiales que conllevan y contienen. Según datos da la Agencia de Protección Medioambiental de EEUU, por cada millón de smartphones reciclados, se puede recuperar 16 toneladas de cobre, 350 kilos de plata, 34 kilos de oro y 15 kilos de paladio.

Sin olvidar que desde la Federación Española de la Recuperación y el Reciclaje (FER) recuerdan que en estas fechas y en las sucesivas es fundamental que los consumidores conozcan las posibilidades existentes para reciclar sus aparatos desfasados:

  • Si no tiene intención de comprar un nuevo aparato, puede depositarlo en el punto limpio más cercano o en los centros de gestores autorizados de RAEE.
  • Si compra un nuevo aparato, el vendedor debe aceptar sin coste alguno el antiguo. Además, es obligatorio que los grandes distribuidores recojan los RAEE cuya dimensión exterior no supere los 25 cm –como es el caso, por ejemplo, de los teléfonos móviles– de forma gratuita y sin la condición de que el usuario compre un aparato equivalente.

Objetivos de reciclaje

Sin la labor y el valor medioambiental que aportan los gestores autorizados de RAEE, no sería posible alcanzar los ratios de recogida que marca Bruselas. Por lo tanto todos ellos conforman un sector clave para la economía circular, al evitar toneladas emisiones de CO2 a la atmósfera y fomentar un mercado de materias primas secundarias alternativo que cumpla con el objetivo legal de cerrar el ciclo de vida de cada producto.

Peligros para la salud

Berilio, presente en interruptores, transmisores y conectores. La inhalación de humos y polvos pueden causar enfermedades pulmonares. Cancerígeno. Es insoluble, se adhiere a partículas del aire y persiste en suelos.
Cadmio, utilizado en el revestimiento de fósforo dentro de la mayoría de los televisores de color, contactos y switches, puede acumularse en el ambiente y es altamente tóxico, afectando principalmente riñones y huesos.
Mercurio, en las lámparas de las pantallas de LCD, es teratogénico. El mercurio es tóxico incluso en dosis muy bajas. Produce efectos sobre el sistema nervioso central, cardiovascular y pulmonar y daños en los riñones y la vista.
Níquel, es considerado tóxico si se lo encuentra en forma de compuestos inorgánicos de níquel en su forma oxidada, sulfatada o soluble. Probable cancerígeno, probable teratogénico, produce efectos sobre el sistema pulmonar y respiratorio.

+ info greenpeace